Como se cambia la bomba de agua

En cualquier vehículo será fundamental que la bomba de agua funcione correctamente para mantener una buena temperatura de funcionamiento. Para encontrar una bomba de agua al mejor precio debes visitar el despiece de renault, porque allí encontrarás siempre los mejores precios para los repuestos de tu vehículo.

Sin embargo, puede que quieras cambiar la bomba por tu cuenta en especial porque los costes de un taller pueden ser elevados. Por esto, te recomiendo que sigas leyendo este post, porque aquí encontrarás todo lo que necesitas saber al respecto.

Consejos para cambiar la bomba de agua

Muchas personas prefieren llevar el coche al taller mecánico para hacer la reparación del mismo, en especial si no son manitas. Pero, debes tener en cuenta el coste, porque esto podría suponer un coste de hasta 1000 euros dependiendo del modelo del coche y la mano de obra a invertir.

Pero, si haces la reparación por tu cuenta, podrías conseguir una bomba de agua por un precio no mayor a 150 euros. Si te decides a hacer el cambio, simplemente debes seguir estos pasos que serán fundamentales:

Quita la bomba vieja

Para hacer este proceso, lo más aconsejable es que tu vehículo esté completamente frío, y preferiblemente elevado para facilitar el drenaje. Lo ideal será dejarlo en posición en el lugar donde lo vas a hacer desde la noche anterior, porque así te asegurarás de que estará totalmente frío y evitarás quemaduras.

El primer paso será hacer el drenaje del líquido refrigerante, y una vez que se termine de drenar por completo debes desconectar las mangueras de la bomba de agua. Una vez hecho esto, será el momento de quitar los tornillos de fijación y retirar la bomba de agua del motor, asegurándote de dejar la zona completamente limpia.

Instala la bomba de repuesto

Antes de comenzar con el proceso de instalación, debes asegurarte de que la bomba que vas a instalar sea igual que la que quitaste. Si es así, debes proceder a colocarla en su lugar con los tornillos de fijación, y proceder a conectar nuevamente las mangueras como estaban anteriormente.

Asegúrate de que todo esté bien ajustado y rellena el sistema con líquido refrigerante asegurándote de que no exista ningún tipo de fugas. Enciende el motor de tu coche para purgar el sistema, y rellena el faltante de líquido refrigerante. Por último, debes dejar el coche en reposo durante 4 horas antes de volver a utilizarlo.